martes, 30 de junio de 2009

Análisis en base al modelo de Joseph Badaracco

Los dilemas correcto vs correcto se caracterizan por tener, ambas alternativas, ventajas y desventajas. Este tipo de dilema define a la persona de diferentes maneras. Revelan los valores que cada uno aplica a la situación, mostrando quienes han sido en el pasado. Ponen a prueba el compromiso que tienen con los valores involucrados, revelando cuales son aquellos en los que cree y cuáles no. Por último, van cambiando a la persona dependiendo de las decisiones que tomen, acercándolas o alejándolas del destino que tenían planeado para ellas.

Bernard Madoff estuvo frente a un momento de la verdad, el momento que lo definiría para siempre que clase de persona se convertiría, cuando decidió empezar la segunda estafa más grande de la historia.

En este caso, se puede ver claramente cuáles son los valores que realmente defendía (si es que tiene alguno) que defendía. En este caso, podemos hablar de los valores que él falsamente sostenía, ya que para manejar una firma de inversiones, la confianza, honradez, transparencia, entre otros, deberían ser el eje principal sobre el cual se toman las decisiones y maneja el dinero invertido.

Claramente Madoff, luego de tomar la decisión de llevar a cabo la estafa, cambió el rumbo de su vida. Dudo mucho que alguien realmente tenga como meta ir a la cárcel, por lo que se puede concluir que esta decisión ciertamente le cambió la vida.

La decisión fue tomada en base al criterio del Yo-ismo, en el cual sólo el decisor debe rendirse cuentas de la decisión tomada, sin incluir a nadie más en ella. Si Madoff hubiera pensado un poco en los demás, todos los stakeholders, ya sea dentro o fuera de la empresa, no se habrían visto afectados.

Definitivamente, el Yo-ismo de Madoff contribuyó con que esta decisión, que pertenece a un nivel supra organizacional, tuviera consecuencias tan devastadoras.

Un nivel de decisión supra organizacional implica que la decisión tomada afecta a muchas personas, no sólo dentro de la empresa sino también fuera de ella. Incluso, una decisión de este tipo afecta al gobierno del país.

Bernard Madoff, al ser el CEO de la empresa, tenía un papel muy importante con la sociedad, ya que al enfrentarse ante este tipo de decisión, debió pensar seriamente en las consecuencias que esta traería.

Al enfrentarse ante una decisión supra organizacional, Madoff tuvo hacer pensado detenidamente en las siguientes preguntas:

· ¿He hecho todo lo que he podido para asegurar mi posición y afirmar la fortaleza de mi organización?
· ¿He hecho todo lo posible para pensar creativamente en el rol de mi institución con respecto a la sociedad y a los constituyentes?
· ¿En esta situación debo juzgar al león- liderazgo inspirador, emblemático- o al zorro- astucia y sagacidad?

La respuesta a la primera pregunta, desde el punto de vista de Madoff, podría ser que sí. Tal vez para él, al hacer la estafa, estaba ayudando a que su empresa no quiebre, y estaba reafirmando su posición de líder al tomar esta decisión. Sin embargo, sus valores son cuestionables y lo correcto para el obviamente no es lo adecuado. Además, al ser una persona yo-ista, el creía que cualquier decisión que tomara, sería la correcta.

La respuesta a la segunda pregunta es que no, ya que el no pensó ni en su institución, ni en la sociedad constituyente, ya que no pensó en las consecuencias de su decisión.

La respuesta a la última pregunta es que en esta decisión definitivamente actuó el zorro, ya que de líder e inspirador no tiene nada. El zorro pensó sólo en su bienestar económico, dejando a todos de lado. Además, fue astuto para esconder el fraude y evitar que alguien se diera cuenta al instante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada